29 de marzo de 2017

Kamikaze

Y te fías. Y te sale mal. Y te quejas. Y te quedas estancada en tus lamentos. Tonta. Como se te ocurre. Como se pasa por tu cabeza pensar que una persona que actúa con gran temeridad, arriesgando incluso su propia vida te va a querer. Si no le importa ni su vida, dime tú como va a apreciar la tuya. Tonta tú. Y gilipollas él. Que si, que el se lo pierde pero más pierdes tú. Pierdes el tiempo, las ganas, y la ilusión. Y todo por no saber como identificar a un kamikaze. Solo te digo que quiere que te embarques en su vuelo, y que él es el piloto. Y que el final no es el esperado. 
Todo salta por los aires. Y le importa una mierda el qué. 
Arrasa con todo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario