22 de febrero de 2017

Todo lo contrario

Paras los relojes 
y el tiempo pasa deprisa. 
No entiendo cómo lo haces 
pero eres capaz de hacer 
dos opuestos a la vez. 
Me congelas con la mirada 
y me das el calor 
de unos brazos que hablan 
que dicen que no quieren soltarme 
que me sostienen 
y dan sentido 
y hacen perdermelo. 
Eres el opuesto que sin ser 
un polo imantado, atrae. 
Eres todo lo contrario al amor. 
Y el amor dice que antes él 
se enamora de ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario